Drogadicción

Se conoce como drogadicción a la dependencia de sustancias nocivas para el sistema nervioso central. Se caracteriza por un consumo constante y descontrolado de drogas aun cuando se conocen sus consecuencias. Esto afecta las funciones cerebrales, produce alteraciones en el comportamiento, el juicio, visión de la realidad y emociones.

También es conocida como “trastorno por consumo de sustancias”

En las adicciones, usualmente hay 2 tipos de dependencias. La dependencia física, que aparece cuando el organismo siente necesitar las drogas para funcionar. En caso de interrumpir su consumo, el síndrome de abstinencia se hace presente, el cual es un trastorno fisiológico donde el deseo por consumir se vuelve incontrolable y se manifiesta en temblores, ansiedad y demás. Por otro lado, y aunado a ello, existe la dependencia psíquica, que se presenta debido a los altos niveles de éxtasis que experimenta el cuerpo gracias a la ingesta de estas sustancias y en la cual el cerebro, a modo de placer, busca repetir dichas sensaciones. En este tipo de dependencia, al momento de dejar de consumir, las repercusiones manifestadas son emocionales.

En adición, existen drogas que pueden producir tolerancia en el cuerpo, lo que le permite a la persona que padece de la enfermedad aceptar más cantidades para así conseguir los efectos deseados, es decir, el organismo se adapta.

¿Qué es una droga?

Las drogas son sustancias que cuando se introducen al organismo tienen la capacidad de trastornar desde una o varias funciones psíquicas, así como inducir a repetir su ingesta, puesto que generan grandes niveles de placer.

Las drogas no tienen ningún tipo de indicación médica, en caso de que la tengan, son fines terapéuticos.

Hay distintos tipos de sustancias adictivas, pero las principales son:

  • El tabaco, su principio activo es la nicotina, sustancia fuertemente adictiva.
  • Alcohol, este tipo de bebidas son depresores del sistema nervioso central y a pesar de ser aceptada socialmente, tiene repercusiones físicas y sociales si no se modera su consumo.

Conoce más acerca del alcoholismo aquí:

 https://ultreya.mx/alcoholismo-2/

  • Estimulantes, como cocaína, anfetaminas o metanfetaminas, que dan un estado de éxtasis, pero también alucinaciones, temblores y trastornos del pensamiento.
  • Depresores, como morfina, heroína o tranquilizantes.
  • Alucinógenos, como la marihuana, hongos y peyote.

Sintomatología

La sintomatología se distingue por la sensación de querer consumir drogas frecuentemente, ya sea todos los días o varias veces en el día, incluso, esta necesidad se vuelve tan imperante que no da lugar a tener otros pensamientos más allá del ingerir; esto a su vez puede desencadenar acciones ilegales o que en un estado óptimo de salud no se harían, como endeudarse o robar solo con la finalidad de conseguir las sustancias. Sin dejar a un lado, que se provoca una baja en el rendimiento laboral o escolar (si es que se trata de un estudiante), inclusive, el drogadicto suele ignorar las actividades sociales que antes disfrutaba llevar a cabo.

 La manera más fácil de reconocer el consumo de drogas no saludable es a través de estas nuevas conductas adquiridas. El impacto también es visible en el aspecto físico, pues el adicto en muchas ocasiones se despreocupa por su cuidado e higiene.

Causas

Entre los motivos a nivel individual que originan la drogadicción es la predisposición genética, baja autoestima, frustración y poca tolerancia a esta, sentimiento de soledad, estados de depresión y el deseo de experimentar sensaciones de éxtasis.

En el aspecto familiar, se observa que la raíz puede ser una fractura en la familia por separación, divorcios, muertes o bien, la nula funcionalidad en el núcleo, producto de la falta de comunicación, abandono afectivo, sobre protección, rigidez de las figuras paternales y/o mensajes contradictorios. Cabe recalcar que estos factores no son responsables directos de la enfermedad, sino las reacciones que se tienen frente a ellos, lo que favorece que el individuo decida consumir este tipo de sustancias.

En ocasiones, no es necesario que se experimente algún suceso traumático, basta con solo probar las drogas por diversión, presumir con los amigos o por querer experimentar algo nuevo. El riesgo de ser adicto varía de acuerdo con la droga y la cantidad.

Intoxicación Ultreya