CODEPENDENCIA

La codependencia se refiere a la dependencia afectiva y obsesiva hacia otra persona y la relación que se tiene con esta. Este tipo de relaciones son comunes en los círculos familiares, usualmente cuando se está a cargo del cuidado de un pariente con enfermedades crónicas, discapacitados, alcohólicos o drogadictos. Aunque también se da en otro de tipos de relaciones, como de noviazgo.

La persona codependiente se caracteriza por preocuparse en exceso con respecto al bienestar del otro, haciendo caso omiso a sí mismo y sus necesidades.

La codependencia también es conocida como “adicción a las relaciones” pues quienes la padecen, suelen mantener relaciones emocionalmente destructivas.

Síntomas

  • La persona codependiente se siente responsable en exceso respecto a las acciones de los otros.
  • Tiende a hacer más de lo que le corresponde.
  • Cuando sus esfuerzos no se reconocen, se sientes heridos.
  • Dependencia que resulta perjudicial.
  • Tendencia a relacionarse con personas que no son estables psicológicamente
  • Esfuerzo por permanecer en relaciones, aun cuando estas resultan dañinas para sí mismo.
  • Incapacidad para diferenciar el concepto de “amor” del de “lástima”
  • Necesidad de aprobación y de reconocimiento.
  • Siente una necesidad compulsiva de controlar a los demás. Pues pretende regular sus propios sentimientos a través del control de otros, conductas y/o situaciones.
  • Falta de confianza propia en los otros.
  • Le es difícil identificar sus sentimientos.
  • Miedo al abandono.
  • Dificultad para ajustarse al cambio.
  • Enojo crónico
  • Falta de confianza en sí mismo al momento de tomar decisiones.
  • Querer “componer” a los otros.
  • Creencia que alguien más es el responsable de sus emociones y decisiones.
  • Dificultad para poder disfrutar.

Causas

Si bien, todas las personas son susceptibles a padecer codependencia, hay ciertos factores que fungen como detonantes de este trastorno.

  • Algún tipo de abuso físico, emocional o sexual.
  • Figuras paternas y maternas que ignoran las necesidades del niño, procurando las propias.
  • Cuidadores con un trastorno de personalidad, por ejemplo, el narcisismo, ya que llevan al infante a reprimir su identidad para adaptarse a ellos.
  • Figuras paternas y maternas, controladoras o sobre protectoras que no permitan al niño aprender acerca de límites saludables.
  • Abandono de uno o ambos padres. Esto crea un temor hacia un futuro abandono.
  • Cuidadores que algunos días se muestran amorosos y en otros, distantes.
  • El recibir críticas y/o acoso por parte de los padres o personas cercanas. Se produce inseguridad en las relaciones.

Consecuencias

Ser codependiente repercute negativamente en la vida de las personas.

  • Dificultad para establecer límites saludables en las relaciones
  • Problemas para validarse y protegerse emocionalmente
  • Impedimentos al tomar decisiones
  • Baja autoestima
  • Abandono de sus actividades sociales
  • Exposición a sufrir abuso psicológico, emocional, físico y/o sexual
  • Intensidad emocional que provoca cansancio o fatiga
  • Problemas para dormir
  • Dolores de cabeza o musculares
  • Problemas digestivos
  • Hipertensión arterial
  • Depresión

Tipos de codependencia

  • Codependencia de pareja

Este es el tipo de codependencia más común. Se caracteriza por la dependencia excesiva de la necesidad de aprobación externa para complacer al sentido de identidad y la autoestima propia. Esto genera que, sea difícil encontrar satisfacción en los otros aspectos de la vida que no sean la relación.

Ello alimenta la necesidad de seguir en la relación a pesar de identificar actitudes dañinas, lo cual, por supuesto, es preocupante; ya que se anteponen las necesidades y deseos de los otros, aún por encima de los personales.

  • Codependencia familiar

Se manifiesta en distintos tipos de relaciones de familia; por ejemplo, un hijo puede depender de su madre para mantenerse mentalmente estables, o bien, una madre puede depender de su hijo, otorgando a este su estabilidad.

Es natural y necesario que las personas se preocupen por el bienestar de quienes aman; sin embargo, esto se vuelve un problema cuando se pierde el enfoque de la individualidad, concentrándose solo en el otro, incluso, si estas situaciones resultan perjudiciales para el bien propio.

 

Home Codependencia Ultreya